Inolvidable

Coleccionistas ENTC

Se endereza en la silla, se sujeta las rodillas con las manos esposadas y comienza, orgulloso, a relatar su historia.

Empezó como lo hacen las cosas importantes, poco a poco y por casualidad. 

Tendría unos 7 años cuando rescató del cubo de la basura una caja de cartón muy pequeña que su madre había desechado. La decoró y guardó allí el diente que se le había caído esa mañana. Prefería conservarlo él mismo, no se fiaba del Ratoncito Pérez. Algo tan valioso no podía caer en manos de cualquiera.

Empezó a almacenar las uñas que se cortaba. También añadió algunas canas que logró rescatar del cepillo de su abuela. Era algo tan especial.

Su afán por los rastros humanos se fue haciendo cada vez más grande. La cajita dio paso a la lata de aluminio y esta a una nevera y a un congelador, y a otro, y a otro más. 

La dificultad para obtener nuevas piezas, les otorgaba valor y él hacía todo lo necesario por conseguirlas.

Ahora que por fin se había hecho pública su colección, se alegraba de que lo hubieran descubierto. 

Observaba, emocionado, las caras de estupefacción, las miradas desorbitadas, las exclamaciones.

Ya podía morir tranquilo.

Mi participación en el concurso de ENTC (Esta noche te cuento). 

https://estanochetecuento.com/59-inolvidable-aurora-rapun-mombiela/

Ajuste de cuentas

El sonido del disparo atravesó el puerto y fue a rebotar contra la cristalera del único restaurante que ya estaba abierto. Antonio salió limpiándose la tinta del calamar en el delantal. Era todavía noche cerrada, pero casi todos los barcos ya se habían hecho a la mar. No se veía un alma. El cocinero miró hacia el amarre 23 convencido de que lo que hubiese ocurrido había pasado allí.
Quizá lo habría averiguado y a lo mejor esta vez, lo habría denunciado, si una segunda bala no hubiese atravesado la madrugada y su corazón obligándole a callar para siempre.

Mi participación en el 1er Concurso de La Cuestuca, convocado con motivo del 9º ENTCencuentro.

<<El relato será de temática libre, pero será obligatoria la aparición en algún momento del relato de un puerto pesquero>>.

Fusión

fullsizeoutput_218e

En una playa escondida y poco frecuentada por el ser humano, se encuentra el lugar más bonito del mundo. Las piedras blancas absorben el sol y contrastan con el azul absoluto del cielo, las olas rompen en la orilla con el sonido de la inmensidad. Me tumbo directamente sobre los cantos rodados calientes, no necesito toalla, los brazos extendidos, los pies rozando el agua. Cierro los ojos, inspiro el aroma salado que transporta la brisa y me olvido de todo. No sé cuánto tiempo llevo así, disfrutando, pero percibo que me empiezan a crecer algas entre los dedos de los pies, trepan por los tobillos y se entrelazan en las pantorrillas. Sorprendentemente, siento la necesidad de comerme al pequeño cangrejo que ha trepado hasta mi ombligo y de beberme la ola que me ha cubierto entera. Poco a poco me voy convirtiendo en espuma y al final, con un ligero vaivén, me fundo con la belleza de la madre naturaleza.

Relato escrito para el concurso con el tema “La belleza” de la página ENTC (Esta noche te cuento).

https://estanochetecuento.com/46-fusion-aurora-rapun-mombiela/

Inmersión

 

Los azulejos de las paredes de la piscina se están despegando otra vez. Desde debajo del agua, se hacen más patentes esos detalles. El nivel de cloro, sin embargo, está perfectamente equilibrado. Ni huele, ni molesta al abrir los ojos. Qué tranquiliad se siente cuando el cuerpo se relaja y comienza a flotar y los oídos sumergidos solo transmiten el sonido de la propia respiración.

Casi se arrepiente de haberse lanzado con ese peso atado al tobillo. Casi siente la tentación de soltarlo y emerger a la realidad de nuevo. Casi.

Relato inspirado en el color azul propuesto por ENTC para el concurso de 2019, “Colores”.

Incluido en la antología EN7Colores: https://estanochetecuento.com/en7colores/

https://estanochetecuento.com/60-inmersion-aurora-rapun-mombiela/

Identidades de Neón

Desde que nos disfrazaron de mariposas, sueño que volamos lejos. La noche en que me vi reflejada en ti a través del amasijo de cuerpos sudados que se revolcaban sobre nuestras pieles desnudas, me aferré a tus alas. Confío en que algún día ellas nos saquen de aquí. Desde el rincón más oscuro del infierno, contemplamos las luces rosas parpadeando en la ventana. Nos fumamos otro cigarro a medias mientras aplastas mis esperanzas con tus tacones de aguja.

Relato escrito para la propuesta del color rosa de ENTC (Esta noche te cuento).

https://estanochetecuento.com/15-identidades-de-neon-aurora-rapun-mombiela/

El calor del hogar

Aunque fuera llueve a mares, el café le sabe a verano. El toldo bajo el que se cobijan los turistas en la acera de enfrente, le trae imágenes saladas. Sentados en la terraza de la casa almeriense, sus padres desayunan bajo la sombrilla amarilla. El olor a nostalgia le entra por la nariz y asciende, potente, hasta el cerebro. Los imagina leyendo o tomando el sol. Los recuerda morenos y felices. Contempla el toldo mojado y no siente frío. Su mirada traspasa las gotas en el cristal y viaja hacia tierras cálidas. Ahora, por fin, sabe que va a volver.

Relato publicado en la página Esta Noche Te Cuento (ENTC) en el concurso “Colores”. Este mes, amarillo.

41. El calor del hogar (Aurora Rapún Mombiela)

Fin de trayecto

 

Estoy envuelto en un manto de ingravidez, mi mente me envía diapositivas rápidas de un viaje en coche. Las curvas de los acantilados son cerradas; las vistas, impresionantes. El sonido del motor queda amortiguado por la poderosa voz de Aretha Franklin. El sol impregna de brillos extraterrestres las crestas de las olas. Aparto la vista de la carretera un solo segundo para subir el volumen. Al momento siguiente, dejo de sentir el asfalto bajo las ruedas, tengo el mar justo a mis pies. Un edredón aterciopelado de pétalos rojos me recibe y me acuna. La música ha dejado de sonar. Mi tiempo ha concluido.

https://estanochetecuento.com/73-fin-de-trayecto-aurora-rapun-mombiela/

Difícil pero no imposible

Robert Doisneau

Desde que la vio supo que era la mujer de sus sueños y se dispuso a cortejarla. Empezó con discreción. Se detuvo frente a ella y le ofreció la mano en señal de amistad. Ni siquiera obtuvo el mínimo movimiento en respuesta. Preparó con esmero un servicio de té digno de la mismísima reina de Inglaterra, pero ella se mantuvo impertérrita. Compró un caniche diminuto y le cedió la correa convencido de que esta vez conseguiría derretir su corazón de hielo. Ella no la soltó pero mantuvo la rigidez de su rostro.

El día en que se asomó a aquel escaparate gigante y vio el coche que funcionaba haciendo girar una llave, supo que por fin, había encontrado la solución para hacerla reaccionar.

Después de varias horas colocando el mecanismo, mi hijo por fin, consiguió que la Barbie Malibú lo siguiera a pasitos cortos por toda la habitación. 

Relato escrito para la página Esta noche te cuento (ENTC). Inspirado en la fotografía de Robert Doisneau.

http://estanochetecuento.com/27-dificil-pero-no-imposible-aurora-rapun-mombiela/

 

Concesiones contradictorias

victor-lax_-foto

Ahora que me he escondido me siento mucho mejor. Creo que no voy a ser capaz de quitarme las manos de delante de la cara. Al final voy a pasar por el aro. Es que no me puedo creer que haya sido tan blanda. Toda una vida de rebeldía vistiéndome de negro y cortándome el pelo a trasquilones para acabar metida en este circo blanco que huele a laca y a canapé. Pero si lo que yo quería era una boda íntima con mi novio heavy de toda la vida. Solos él y yo en el juzgado con los guitarristas del grupo como únicos testigos de nuestro amor.

A ver cómo salgo yo allí, delante de todo el mundo vestida de tarta de nata y con estos pelos, que ni me reconozco.

No me quiero ni imaginar cómo debe estar el pobre “Púas” en estos momentos. Con traje de chaqueta y corbata, ¡nada menos!

La enfermedad de mi madre y la muerte de su abuela nos han ablandado el corazón y nos hemos prestado al bodorrio para dar un poco de alegría a la familia.

Por fortuna, la orquesta la he elegido yo. 

¡Van a flipar!

Relato publicado en la página Esta noche te cuento (ENTC), inspirado en la estupenda fotografía de Víctor Lax.

http://estanochetecuento.com/08-concesiones-contradictorias/

La fotógrafa

Vivian Maier

Primero tomo la foto y luego bajo la cámara y los contemplo tranquilamente. Hacen una pareja maravillosa. Tan elegantes, tan serenos. Fueron seleccionados precisamente por eso, porque dan el pego. Dos despiadados asesinos que viajan sembrando la muerte limpiamente, sin despeinarse. Nadie puede imaginar que una pareja tan encantadora transporta en la maleta un arsenal letal. Ese es su fuerte. Se camuflan ocultos tras una sonrisa tierna, tras un perfume suave, tras unas palabras cariñosas. Son los mejores vecinos, los más amables.
Me costó mucho tiempo detectarlos y seguirles el rastro, pero mi tenacidad obtuvo sus frutos. Allí están, frente a mí, fotografiados para la posteridad y como prueba definitiva para mis jefes. Yo también fui seleccionada por algo. Mi cara angelical y mi cuerpo de adolescente ocultan una mente calculadora y fría. Mis manos no han temblado cuando he vertido el veneno en sus cafés. Mi pulso ha sido firme al recoger sus pertenencias y trasladarlas a mi compartimento. No dudaré en volar el vagón entero para borrar mis huellas.
Soy una profesional.

Relato publicado en el concurso de Esta noche te cuento (ENTC), Escribimos en blanco y negro 2018. Inspirado en la fotografía de Vivian Maier.

http://estanochetecuento.com/36-la-fotografa-aurora-rapun-mombiela/