Tarde de domingo

Deambulo aburrida por la casa, observando cómo mi sombra se arrastra perezosa por la pared. La contemplo como en una exposición de arte. Con poca pasión, realizo un movimiento del brazo. La figura negra cambia. Añado un gesto con la pierna y un tímido paso de baile. Con dudosa maestría giro sobre mí misma dotando a la oscura figura de un halo de poderío. Incluyo hombros y cabeza. El pasillo deviene una pista de baile. Desde el patio de luces, tras la ventana abierta, se escucha un <<oooolé>>.

Echo cuerpo a tierra y espero a que se me trague.

Para Cinco palabras, con las palabras del cantante Raphael: arte, pasión, movimiento, maestría, halo.

10 comentarios en “Tarde de domingo

  1. Ángel

    Aurora, que bien has conjuntado todo, el relato es el retrato de ciertas tardes de domingo, en las que uno ya no sabe que hacer.
    Buen lunes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s