Cochino sueño

Llevo un buen rato observándolos. Con el follón que montan, sé que se acercan por el camino desde hace ya un par de kilómetros. Me pregunto si saldrán despavoridos o se quedarán paralizados en cuanto me vean. Me haría bastante ilusión que gritaran y se largaran corriendo por donde han venido, así podría volver a tumbarme a la sombra de un árbol y retomar la siesta donde la he dejado.

Ha llegado el momento, allá voy. Saco pecho y colmillos, pongo mi pose más fiera y me planto en el centro del camino.

No entiendo muy bien qué ha ocurrido. De repente, me he visto envuelto en un olor especiado y, sin saber cómo ni por qué, me he recostado en el suelo y he permitido que unos dedos muy suaves me rascaran destrás de las orejas hasta que me he quedado profundamente dormido.

Mi colaboración semanal con El Bic naranja: los viernes creativos.

8 comentarios en “Cochino sueño

  1. Ángel

    ¿Para qué discutir? si rascan también, tan suave…
    Haber, que creo que yo también pierdo el norte. Aurora, muy bueno el micro, uno se espera cualquier cosa, menos dormirse.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s