¡Al ladrón!

Al romper el candado, la ventana se abrió de par en par y el ladrón saltó a través de ella dejando a su víctima iluminada por la luz de la luna. Desesperada, contempló cómo las estrellas guiaban la huida del que se llevaba muy lejos su corazón robado.

Micro escrito para el reto semanal que propone la Biblioteca Pública Municipal de Massamagrell: https://www.facebook.com/bibliotecademassamagrell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s