Hagan sus apuestas, señores

El número de adeptos a la nueva modalidad competitiva crece a un ritmo imparable. Cada viernes, en lo alto del cerro, un nuevo señor con sombrero, pertrechado con un par de prismáticos, se añade al público congregado. Las apuestas se generan allí mismo, a grito pelado. Los últimos botes han alcanzado sumas considerables y ya algunas voces se alzan solicitando que se declare deporte olímpico.

Desde que instauraron en el bar la hora feliz consistente en tortilla de patatas y croquetones gratis para los tres primeros en alcanzar la barra, la salida de los trabajadores del banco y de la fábrica es una verdadera carrera de obstáculos. Solo los inapetentes y los jugadores prefieren ver el espectáculo desde la distancia.

Micro inspirado en la foto propuesta por Rafa Sastre en Valencia Escribe.

8 comentarios en “Hagan sus apuestas, señores

  1. Ángel

    Pobre gente, no saben que frente al equipo de jubilados no tienen nada que hacer. Me apuesto un polvorón.
    Aurora, Feliz nochevieja.

  2. Hay quién apuesta por todo, jajaja. Muy bueno, Aurora. Estas fotos de Rafael Sastre, son una delicia y una fuente de inspiración!!
    Feliz año nuevo y feliz Vida.
    Besicos muchos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s