Familia política

Ocean Ramsey

—¡Y yo que creía que ese tema ya lo habíamos dejado claro! 

—Déjame que intente convencerte una vez más, luna de mi alma.

—Vamos a ver, cariño mío, rey de los océanos, dueño de mi corazón…Por mucho que nos queramos y que deseemos estar juntos, sigo sin ver qué necesidad hay de organizar una comida para presentar a nuestras familias.

—Pero mira que eres tozuda, emperatriz de las sirenas de la tierra. Qué problema hay en que mis padres conozcan a los tuyos, a ver. Ya te he explicado mil veces que podemos quedar en algún sitio neutral, que se vengan en barco, que no hace falta que aprendan a bucear.

—Pero, aletas de mi amor, dientes afilados de placer infinito, vamos a ser felices así, sin ataduras, sin más convenciones que las olas del mar y la sal de la vida. Y vamos a dejarnos de tonterías que se me acaba el oxígeno.

—Bueeenooo, lo dejo estar por hoy porque aún quiero que nos demos un paseo juntos, pero no prometo que no vuelva a retomar el tema más adelante. ¡Hay que ver qué rarita te pones cuando se trata de tu familia!

Relato escrito para El bic naranja: los viernes creativos. Inspirado en la fantástica foto de Ocean Ramsey, propuesta por Ele Mójer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s