Soluciones desesperadas

Mariví salía a la carrera de la joyería de su barrio con una pistola en una mano y una bolsa repleta en la otra cuando se fracturó el pie. La mala suerte quiso que tropezara con una alcantarilla rota que sobresalía en la acera. A la joyera le dio pena tener que llamar a la policía para que detuvieran a su vecina de toda la vida. Con las prisas, había ido a robar con los rulos puestos y las zapatillas de ir por casa. Mientras la detenían, le dijo con cariño: —No te preocupes, mujer. Todo se arreglará.

Relato escrito para el reto de las 5 líneas de Adella Brac. Las palabras que debía usar eran: Pie, rota y preocupes.

https://adellabrac.es/reto-5-lineas/

Anuncios

3 comentarios en “Soluciones desesperadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s